Santa Luisa de Marillac 1151. La Reina, Santiago, Chile.Teléfono: (+56 2) 22270212
  • Hogar Santa Teresa

Nuestros Orígenes

Colegio Echaurren . Santiago

Llegada a Chile, Santiago.

Las primeras religiosas de la Compañía llegaron a Chile—Santiago— el primero de mayo de 1916. Así, pues, celebramos en esta fecha el aniversario de los 75 años transcurridos en el país desde esta primera llegada. Fecha cargada de un significado muy especial para toda la Familia Teresiana que, en alguna forma, se siente vinculada a la obra de Enrique de Ossó.

Bodas de Diamante.

Esta primera fundación había sido concertada por la Superiora General del Instituto, M. Saturnina Jassá y el Arzobispo de Santiago Monseñor José Ignacio González Eyzaguirre, quien concedió el permiso.

Fue solicitada por intermedio de una distinguida dama santiaguina, doña Adela Edwards de Salas, quien deseaba que una Congregación religiosa se hiciera cargo de una residencia universitaria para jóvenes estudiantes de Provincia, que no tenían dónde alojar en la capital. Era Presidente de la República don Juan Luis San Fuentes.

Cruzando la Cordillera de Los Andes, llegaron desde España, las dos primeras hermanas, el 1° de mayo de 1916, y unos días más tarde, aumentaba el pequeño grupo con cinco nuevas religiosas procedentes del Colegio de Morelia —México— cuyo colegio habían tenido que abandonar por dificultades religiosas con el gobierno mexicano.

He aquí los nombres de las primeras fundadoras: Susana Llambías, María Teresa Ibáñez, Asunción Sellini, Guadalupe Llamas, Clementina García, Josefa Giralt, y Josefina Aguiló.

Constituida esta primera comunidad, se instalaron en el lugar elegido por doña Adela, en la calle Agustinas 2113. En el mes de junio de ese mismo año abrieron el Pensionado, como estaba concertado, y, paralelamente, un curso para educación de párvulos. Dos años más tarde se trasladaron a la Alameda de las Delicias 2577 y con el nombre de “HOGAR SANTA TERESA” funcionó un Pensionado para estudiantes de provincia y un colegio para cursos básicos.

M3367S-4507

En 1921 el Pensionado pasaba del centenar de jóvenes estudiantes en los distintos centros superiores de la capital. El edificio se hizo pequeño, y en 1927 adquirieron una antigua propiedad en la calle Echaurren N° 301, donde el Colegio se completó con la creación de los cursos superiores y fue reconocido por el Ministerio como “Cooperador de la Función Educacional del Estado”. Se creó también un internado para alumnas del Colegio.

“Las universitarias, nos cuenta una de las ex-pensionistas de los años 50-51-52, éramos alrededor de 200, procedentes de las distintas regiones del país. Con la hermana encargada, realizábamos una acción social en uno de los lugares más pobres y abandonados de Santiago: el Zanjón de la Aguada. Hacíamos de todo: enseñábamos a leer a la gente mayor, a limpiar y arreglar la casa, cuidar los niños.., la gente nos quería mucho. Rezábamos con ellos y les ayudábamos cuanto podíamos”.

El deterioro y estrechez del edificio, hizo pensar en un espacio amplio y adecuado para la obra. Se decidió vender la propiedad y adquirir otra en una zona más despejada. En 1964 se colocaba y bendecía la primera piedra del futuro Pensionado y Colegio, en Avda. Ossa, 1157.

abril 2006  T.E.O. 234

Comienzan algunas actividades en el nuevo edificio en 1967. En ese mismo año se celebran los 50 años de la llegada a Chile —Bodas de Oro—. Llega al país la Superiora General, María del Pilar Suárez-Inclán, quien a nombre de la Congregación recibe una condecoración: la Medalla “Bernardo O’Higgins”, por intermedio del señor Subsecretario de Educación, don Patricio Rojas, en las oficinas de la Subsecretaría de Educación.

Pensionado universitario y Colegio siguen funcionando en modernos y cómodos edificios, debidamente separados, dentro del mismo predio. El Colegio, al adoptar el sistema de educación mixta, modificó el nombre, denominándose “Colegio Teresiano Enrique de Ossó”.